La historia del

Sèsam Negre

Nuestro Sèsam Negre nace en el marzo de 2014 de las inquietudes creativas
de dos cocineros con más de 12 años de experiencia que, después de conocerse y trabajar juntos, decidieron que era el momento de lanzarse a por un proyecto propio. Crear algo distinto que uniera la trayectoria que habían recorrido hasta el momento en todo tipo de restaurantes y muchas clases de cocina: el Sèsam Negre.

Estamos en un precioso edificio histórico de la Rambla de Mataró (Rambla n.40), en pleno corazón de la capital del Maresme no dudaron. Por delante estaba el desafío de fundir la cocina japonesa y la mediterránea en una propuesta gastronómica nueva.

La cocina japonesa y el sushi fusión son los reyes de la carta de Sèsam Negre, pero está complementado por la tradicional cocina mediterránea, ideal para ofrecer a todas las personas la posibilidad de venir al restaurante y disfrutar comiendo. La cocina tradicional del Mediterráneo está hecha, eso sí, con productos de primera calidad y un toque elaborado y personal, fruto de la experiencia de sus cocineros.

Los gustos mediterráneos están también presentes en la cocina japonesa del Sèsam Negre. La creatividad de los cocineros permite adaptar los sabores y productos de aquí junto a la clásica gastronomía nipona. Todo realizado con materias primas de proximidad como el pescado del mediterráneo. Y es que no es casualidad que muchos japoneses lo compren aquí para sus restaurantes.

El sushi tradicional, toppings sorprendentes y originales, piezas que funden alimentos de aquí y de allí… las posibilidades son muchas. Y la cocina de Sèsam Negre evoluciona constantemente en ese sentido, buscando nuevos y agradables sabores.

Un equipo con experiencia en el mundo de la restauración, un aforo para 70 personas, menús de mediodía que se renuevan a diario, espacio para celebraciones privadas y postres caseros, como la tarta tatin , otros salidos de la imaginación de los cocineros o adquiridos en los mejores creadores de postres japoneses de Catalunya.

En el Sèsam Negre trabajamos para ofreceros una experiencia gastronómica única y inolvidable. El Sèsam Negre trabaja para satisfacer a sus clientes y conseguir lo más importante: que disfruten… y que vuelvan. ¡Ven a probarlo!